Skip navigation

Monthly Archives: mayo 2011

Éste es mi lamento, tras el huracán que arrasó España el 22 de mayo, tiñéndola de un solo color: el color de la derecha. ¿Cómo se define la derecha actualmente? Sobre todo por su egolatría y conservadurismo; un rebaño capitalista que se desentiende de la ética y de la solidaridad imprescindibles en toda convivencia. Un sistema que ignora a sus integrantes. ¡Así están las cosas!

Sin embargo, hay un contrapunto, ha nacido el Sol, una alternativa de largo alcance: la “Spanishrevolution”. La indignación aquí es compartida con los que están hartos de soportar lo insoportable, véanse los excesos de todo tipo, las corruptelas, la xenofobia, los recortes para los más recortados: en suma, la injusticia social generalizada.

¿Cómo se define este despertar? En primer lugar es alegre, hay una alegría del reencuentro en las plazas. No hay palos ni fuerzas del orden, esos también están hermanados en la indignación y no van a cargar.

La afluencia es masiva, no es cosa de pocos sino de multitudes.

El movimiento se ha globalizado. En Bruselas también sale el Sol, y en tantos otros lugares, contagiados por este reguero de esperanza.

Hay un deseo mundial de cambios que apuntan a muchas cuestiones esenciales, pero sobre todo apuntan a cambiar las tiranías y connivencia entre poder político y poder económico. Todo ello sostenido por Internet: el movimiento nace en la Red y acaba en la calle; éste es el salto histórico. Internet vehicula la nueva conciencia y los derechos del hombre.
Curiosamente, la izquierda, definitivamente castigada, queda fuera del mapa político. La izquierda, ahora en la oposición, ¿podría acercarse al 15 de mayo para recuperar el lugar que le corresponde? Esta es, por lo menos, la expresión de un deseo.

Se perfila, a mi entender, LA ESPAÑA DECANTADA entre sistema y antisistema, o la humanización de un sistema, para los humanos que nos ha tocado vivirlo.

Anuncios