Skip navigation

Monthly Archives: mayo 2015

DIGNIDAD, reúne un grupo de psicoanalistas -hace unos dos años y medio- que desean aportar su experiencia y hacer un Acto ciudadano, en tiempos de  malestar  profundo que  corroe los esquemas establecidos y nos obliga  a una reflexión acelerada, muy rápida,  para buscar nuevas ALTERNATIVAS de vida. Buscamos respuestas profesionales y ciudadanas ante el DESAMPARO  y el desmantelamiento sistemático de nuestra convivencia que dan cuenta de de las transformaciones del lazo social y de sus fracturas. 

 Nuestro trabajo consiste en reducir  los estragos actuales sobre un grupo concreto de personas: las que han perdido su trabajo y están en el paro con síntomas de maltrato, depresión, ansiedad y riesgo de vida. Este Taller versa sobre algunos aspectos del recorrido grupal. Su trabajo apunta a una rectificación subjetiva: no son objetos, sino sujetos. La dignidad de una persona no depende de sus ingresos o puesto de trabajo, es un derecho propio.

Les leo un fragmento de la carta que ofertaba nuestra propuesta de trabajo en Grupo: Proponemos grupos de trabajo con personas en el paro. Para que no olviden que los son, personas, y para que sepan también que no las olvidamos. Para que recuerden que su dignidad no depende de sus ingresos y para que puedan recuperar su lugar en el mundo, que es suyo e inalienable.

Los Grupos están formados por unas 10 personas, aproximadamente y tendrán una duración de dos meses cada uno, con una sesión semanal. Al finalizar este período, estudiaremos cada situación, caso por caso, para analizar y calibrar los efectos de nuestro trabajo.

Esquema: GA (Grupo de Ayuda) con profesional. Esos Grupos, una vez concluidos, convergen  al DIGAM = Asociación legalizada de autoayuda.

Objetivos  generales:

-Escuchar el sufrimiento subjetivo, digno de  respeto, atención y apoyo: hablar de lo que duele y avergüenza reduce sufrimiento y permite salir de un silencio que mortifica y aisla.

-Potenciar  los recursos personales de cada uno para “buscarse la vida”, que no solamente consiste en buscarse un trabajo, la vida es mas importante que el trabajo.

-Desmontar las identidades monolíticas del “trabajador-consumidor-consumido”  y  ayudarles a abrir nuevas dimensiones de su vida que van surgiendo, ALTERNATIVAS.

-Intentar un cambio de valores que apunta a poner las cosas  en su sitio; lo que llamamos una rectificación subjetiva: no son objetos, sino sujetos. La dignidad de una persona no depende de sus ingresos o puesto de trabajo, es un derecho propio. Se trataba de abandonar la identidad de víctima,  o de desecho  del maltrato ajeno, para ocupar su lugar de sujeto digno en el mundo.

-Y asimismo, en lo posible,  recuperar el sentimiento de pertenencia social y los vínculos  de confianza y solidaridad con el Otro, que no siempre es cruel o manipulador, ver a la familia,  los amigos, acudir a las asociaciones.  Rescatar el lazo social.

-Finalmente, sufrir menos, encontrar nuevas vías de vida que puedan restaurar el deseo de cada sujeto y ayudarle a reinstalarse en el mundo, con o sin trabajo. Creo que este es nuestro cometido como psicoanalistas.

REHUMANIZAR- REDIGNIFICAR-RESTAURAR el lazo social.

 

Anuncios